¿son seguras las cuentas fiduciarias de abogados

Una cuenta de fideicomiso de abogados es una cuenta bancaria especial en la que los fondos de los clientes se mantienen seguros hasta que es el momento de retirarlos. Ya sea que se conozca como una cuenta de fondos de un cliente o una cuenta de fideicomiso de abogado, usar una cuenta de fideicomiso de abogado es una buena idea comercial para los abogados que tienen dinero como un anticipo (o cualquier otro dinero) en nombre de un cliente para su caso.

¿son seguras las cuentas fiduciarias de abogados

Una cuenta de fideicomiso de abogados es una cuenta bancaria especial en la que los fondos de los clientes se mantienen seguros hasta que es el momento de retirarlos. Ya sea que se conozca como una cuenta de fondos de un cliente o una cuenta de fideicomiso de abogado, usar una cuenta de fideicomiso de abogado es una buena idea comercial para los abogados que tienen dinero como un anticipo (o cualquier otro dinero) en nombre de un cliente para su caso. Y hay pautas contables de fideicomiso de abogados que todo abogado debe entender y seguir. Tome las historias de horror sobre los fracasos de la contabilidad fiduciaria de otros como cuentos de advertencia y utilice sus aprendizajes para informar sus propios procesos de contabilidad fiduciaria.

Sin embargo, IOLTA, que significa «intereses en cuentas fiduciarias de abogados», permitió a los abogados colocar fondos en cuentas fiduciarias que devengan intereses. Si bien la mayoría de los abogados son buenos en guardar copias de los cheques de sus cuentas fiduciarias, no todos recuerdan que deben anotar el nombre o el número de archivo del cliente en cada cheque cuando se emite. Si bien la contabilidad fiduciaria parece un concepto relativamente sencillo, realizar un seguimiento de los fideicomisos de los clientes puede resultar complicado si se administran cuentas para varios clientes. Cuando abre una cuenta de fideicomiso de abogados, también conocida como cuenta IOLTA, debe estar explícitamente designada como tal con su banco.

Una herramienta de contabilidad de fideicomiso legal como Clio que tiene medidas de seguridad para brindarle tranquilidad sobre las transacciones de fideicomiso ayudará a su empresa a escalar. Tener estos documentos a mano será útil para las conciliaciones de fideicomisos y los requisitos anuales del Informe de Fideicomiso. Cada colegio de abogados estatal tiene reglas diferentes, por lo que, a menos que esté absolutamente seguro de que está permitido en su estado enviar honorarios anticipados como retenedores y honorarios fijos en su cuenta personal, es mejor que deposite los fondos en la cuenta de fideicomiso de su abogado. Más allá de la regla básica de depositar fondos de clientes en una cuenta de fideicomiso de abogados en los estados donde es obligatorio, las reglas pueden variar enormemente de una jurisdicción a otra.

Esto puede parecer obvio, tener una cuenta fiduciaria para cumplir con las regulaciones legales de contabilidad fiduciaria, pero muchos abogados en realidad eligen renunciar a tener una cuenta. En ningún caso se le permite a un abogado usar una cuenta fiduciaria como una cuenta operativa, una cuenta de ahorros o un lugar para esconder activos. En algunas jurisdicciones, no se requiere depositar los fondos de los clientes en una cuenta de fideicomiso de abogados, mientras que en otras se permite a los abogados depositar fondos directamente en la cuenta operativa del bufete de abogados siempre que los fondos ya se hayan ganado. Pero las reglas sobre qué dinero se puede combinar o conservar pueden volverse complejas, por lo que si hay alguna duda sobre dónde deben ir los fondos del cliente, ponerlos en una cuenta de fideicomiso de abogados es la decisión más inteligente.

En lugar de eliminar todos los honorarios después de haberlos ganado, el abogado retrasa el traslado del dinero del fideicomiso para reducir el riesgo de gastarlo.